"LA OSCURIDAD ES LA LUZ QUE NO VES"

MI APLICACIÓN.

Da toque en el lado derecho de la aplicacion para pasar pagina.!!
DESCARGAR EN GOOGLE PLAY. https://play.google.com/store/apps/details?id=com.frenys.concienciazen&hl=es

lunes, 22 de noviembre de 2010

El pájaro y el huevo-Un cuento iniciático

 

Pájaro-zumbador-rufo-300x225

Este cuento tiene diferentes formas de interpretarlo, y contiene muchos mensajes. Se dice que posee  la cualidad de poder ser intuitivamente descifrado de acuerdo con el nivel de consciencia alcanzado por la persona.  En el nivel más obvio tiene, enseñanzas comunes, alguna de ellas evidentemente  son las bases mismas de cualquier persona que quiera o pretenda  desarrollarse.  Estas pueden ser: El suponer  que una etapa sigue a la otra puede no ser no tan cierto o suponer que alguien puede ser exitoso en algo no prueba que pueda ser capaz de hacer cualquier otra. Nosotros en este sentido del cuento somos Seres Luz encarnados en un cuerpo de simple carne, pero con el gran potencial de sublimar este cuerpo en algo Radiante, y capaces  de alcanzar muy  altos niveles de consciencia. Meditar en este cuento puede activar en nosotros la búsqueda de nuestra verdadera Naturaleza Luminosa  

Había una vez un pájaro que no poseía el don del vuelo. Como un pollo, caminaba por el suelo, aunque sabía que algunos pájaros sí volaban. Sucedió que a través de una combinación de circunstancias el huevo de un pájaro volador fue empollado por éste que no volaba.

A su debido tiempo nació el pichón todavía con la potencialidad para volar que siempre había tenido, aún desde la época en que se hallaba en el huevo. Le habló a su madre adoptiva diciendo:

-¿Cuándo volaré?

  Y el pájaro atado a la tierra dijo:

-Persiste en tus intentos de volar, como los otros.

Porque no sabía como enseñarle al pichón a volar, ni siquiera sabía como arrojarlo del nido de manera que aprendiese.

Resulta curioso, en cierto modo, que el pajarillo no viera esto. El reconocimiento de su situación lo confundía debido a la gratitud que sentía hacia el pájaro que lo había empollado.

  -Sin este servicio -se dijo a sí mismo- seguramente estaría aún en el huevo.

Y aun otras veces decía:

Quien puede empollarme seguramente podrá enseñarme a volar. Debe de ser solamente una cuestión de tiempo, o de mis propios esfuerzos sin ayuda, o de alguna gran sabiduría. Si, así es. Un día de repente seré transformado a la etapa siguiente por aquel que me ha traído hasta aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Selecciona la Música,la duración:moviendo la aguja del temporizador,pulsa Begin y a meditar