"LA OSCURIDAD ES LA LUZ QUE NO VES"

MI APLICACIÓN.

Da toque en el lado derecho de la aplicacion para pasar pagina.!!
DESCARGAR EN GOOGLE PLAY. https://play.google.com/store/apps/details?id=com.frenys.concienciazen&hl=es

sábado, 30 de enero de 2010

EL FUEGO Y LA ROSA

0iytblisnqc

Erase una vez hace mucho tiempo, tanto que aun el hombre no pisaba la Tierra. Nuestro planeta era un gran vergel virgen y los unicos seres que lo habitaban eran las plantas.

En uno de los hermosos jardines de este maravilloso mundo habia una reina indiscutible, la rosa, esta flor por su belleza era admirada por todos y cada uno de los habitantes de este lugar.Todo ello hizo de esta bonita flor una tirana que tan solo obedecia a sus caprichos,lo que le daba pie para reirse de todas sus compañeras.El resto de las flores sufrian sus desmanes, desde la pequeña violeta a la alegre campanilla eran objeto de sus burlas.

Pero como a todo ser viviente, un dia el corazon de la rosa quedo atrapado en las redes del amor, el objeto de sus sueños era un hermoso y galante clavel. Pero el amor muchas veces es cruel y no se ve correspondido. El clavel por mas que la rosa se afanaba en ganar sus favores cayo rendido a los pies de la humilde margarita.

La envidia y el rencor anido en la hermosa rosa que no entendia como aquella flor tan corriente y vulgar fuese la elegida del corazon de su enamorado, sufria cada vez que los veia juntos pasear su inocente felicidad.

Un dia que la margarita estaba sola aprovecho y con engaños la llevo al lugar mas apartado del jardin, alli la hermosa pero malvada flor dio rienda suelta a su maldad y presa del odio mas enconado empezo a deshojar y pisotear cruelmente a la pobre margarita que no paraba de llorar.

La rosa no se dio cuenta, enfrascada como estaba en su perversa accion, que un anillo de fuego la habia rodeado hasta que un golpe de calor rozo sus suaves petalos. La bella flor empezo a sollozar y a pedir clemencia a gritos.

- Tu no has tenido piedad para esa pobre flor que yace pisoteada a tus pies a pesar de sus ruegos. -rugio una voz.

El circulo se cerraba mas entorno a la rosa que cada vez estaba mas aterrorizada cuando de repente el fuego se convirtio en la Diosa Flora,  Reina de aquel universo vegetal, que hablo así a la cruel flor.

- Sere clemente contigo, pero tu mala accion no quedara sin castigo, seguiras siendo la  flor mas bonita de mi reino, pero tus hermosos petalos se marchitaran rapidamente, y de tu suave tallo brotaran espinas que pincharan como agujas a todo aquel que quiera acariciarte.

La Diosa desaparecio no sin antes mirar con ternura a la humilde margarita que yacia pisoteada a los pies de la rosa.

Y aquel castigo sigue aun en nuestros dias, la rosa es la flor que se marchita mas rapidamente, demostrando así que la belleza es efímera, y sus agudas espinas nos recuerdan que hasta lo mas hermoso puede hacernos daño. Mientras que la humilde margarita se ha convertido en el símbolo y la esperanza de todos los enamorado

jueves, 28 de enero de 2010

CALMAR LA MENTE

Calmar la mente

La única manera de calmar la mente es, sencillamente, dejar de usarla.

Cuando dirijes tu atención a tu cuerpo, dirijes tu enfoque hacia un lugar que no es tu mente, y eso trae, de forma natural, un estado de paz y relajación.

No es teoría, es una practica demostrada una y otra vez cuando hacemos las meditaciones en nuestro Centro de Meditación.

Tu no eres tu mente

Estamos tan acostumbrados a usar la mente de forma constante y compulsiva, que se nos olvida que la mente es simplemente una parte de nosotros y no quien somos. La mente es una herramienta maravillosa pero es solo eso, una herramienta. En condiciones ideales, cuando no la necesitas, la apagas.

Cuando haces una meditación, enfocas tu conciencia (quien realmente eres) a un "espacio sin mente" que muchos llaman tu "Yo Interior" - la persona que realmente eres. Las culturas Orientales saben perfectamente cual es ése estado y cual es ése espacio, pero en occidente hemos perdido el contacto con ése "Yo Interior" que representa nuestra verdadera esencia

Meditacion reiki.

Mas meditaciones de John curtin _Aqui

jueves, 21 de enero de 2010

LOS TRES ANCIANOS.

Una mujer regaba el jardín de su casa

y vio a tres viejos con sus años de experiencia
frente a su jardín.

Ella no los conocía y les dijo:
No creo conocerlos, pero deben tener hambre.
Por favor entren a mi casa para que coman algo.

Ellos preguntaron:
-¿Está el hombre de la casa?

-No, respondió ella , no está.

-Entonces no podemos entrar, dijeron ellos.
Al atardecer, cuando el marido llegó,
ella le contó lo sucedido.

-¡Entonces diles que ya llegué invítalos a pasar! .
La mujer salió a invitar a los
hombres a pasar a su casa.

-No podemos entrar a una casa los tres juntos, explicaron los viejitos.

-¿Por qué?, quiso saber ella.

Uno de los hombres apuntó
hacia otro de sus amigos y explicó:
Su nombre es Riqueza.

Luego indicó hacia el otro.
Su nombre es Éxito

y yo me llamo Amor.

Ahora ve adentro y decide con tu marido
a cuál de nosotros 3 desean
invitar a vuestra casa.
La mujer entró a su casa y
le contó a su marido lo que ellos le dijeron.
El hombre se puso felíz: ¡Qué bueno!
Y ya que así es el asunto
entonces invitemos a Riqueza,
que entre y llene nuestra casa.

Su esposa no estuvo de acuerdo:
Querido, ¿porqué no invitamos a Exito?

La hija del matrimonio estaba escuchando
desde la otra esquina de la casa
y vino corriendo.
¿No sería mejor invitar a Amor?
Nuestro hogar estaría entonces lleno de amor.

Hagamos caso del consejo de nuestra hija,
dijo el esposo a su mujer.
Ve afuera e invita a Amor a que
sea nuestro huesped.
La esposa salió y les preguntó
¿Cuál de ustedes es Amor?
Por favor que venga y
que sea nuestro invitado.

Amor se sentó en su silla y comenzó
a avanzar hacia la casa.

Los otros 2 también se levantaron
y le siguieron.

Sorprendida, la dama les preguntó
a Riqueza y a Exito:
Yo invité sólo a Amor
¿porqué Uds. también vienen?.

Los viejos respondieron juntos:
-Si hubieras invitado a Riqueza o
a Éxito los otros 2 habrían permanecido afuera,
pero ya que invitaste a Amor,
donde vaya él, nosotros vamos con él.

Donde quiera que hay amor,
hay también riqueza y éxito.

MI DESEO PARA TI ES. .. ..
Donde haya dolor,
te deseo paz y Felicidad.

Donde hay falta de fe en tí mismo,
te deseo una confianza renovada
en tu capacidad para superarla.

Donde haya temor, te deseo amor y valor

miércoles, 20 de enero de 2010

EL BUSCADOR-JORGE BUCAY

¡¡PRECIOSO CUENTO!!

AUDIO:

DESCARGAR AQUI.

 

NARRADOR: Esta es la historia de un hombre al que yo definiría como buscador... Un buscador es alguien que busca, no necesariamente es alguien que encuentra. Tampoco es alguien que, necesariamente, sabe lo qué es lo que está buscando, es simplemente para quien su vida es una búsqueda.
Un día, el buscador sintió que debía ir hacia la ciudad de Kammir. El había aprendido a hacer caso riguroso a estas sensaciones que venían de un lugar desconocido de sí mismo, así que dejó todo y partió.
Después de dos días de marcha por los polvorientos caminos divisó, a lo lejos, Kammir. Un poco antes de llegar al pueblo, una colina a la derecha del sendero le llamó mucho la atención. Estaba tapizada de un verde maravilloso y había un montón de árboles, pájaros y flores encantadores; la rodeaba por completo una especie de valla pequeña de madera lustrada.
Una portezuela de bronce lo invitaba a entrar. De pronto, sintió que olvidaba el pueblo y sucumbió ante la tentación de descansar por un momento en ese lugar. El buscador traspasó el portal y empezó a caminar lentamente entre las piedras blancas que estaban distribuidas como al azar, entre los árboles. Dejó que sus ojos se posaran como mariposas en cada detalle de este paraíso multicolor. Sus ojos eran los de un buscador, y quizás por eso descubrió, sobre una de las piedras, aquella inscripción:
Abedul Tareg, vivió 8 años, 6 meses, 2 semanas y 3 días.
Se sobrecogió un poco al darse cuenta de que esa piedra no era simplemente una piedra, era una lápida. Sintió pena al pensar que un niño de tan corta edad estaba enterrado en ese lugar. Mirando a su alrededor, el hombre se dio cuenta de que la piedra de al lado también tenía una inscripción. Se acercó a leerla, decía:
Yamir Kalib, vivió 5 años, 8 meses, y 3 semanas.
El buscador se sintió terriblemente conmocionado. Este hermoso lugar era un cementerio y cada piedra, una tumba. Una por una, empezó a leer las lápidas. Todas tenían inscripciones similares: un nombre y el tiempo de vida exacto del muerto. Pero lo que lo conectó con el espanto, fue comprobar que el que más tiempo había vivido apenas sobrepasaba 11 años... Embargado por un dolor terrible se sentó y se puso a llorar.
El cuidador del cementerio, pasaba por ahí y se acercó. Lo miró llorar por un rato en silencio y luego le preguntó si lloraba por algún familiar.
No, ningún familiar, dijo el buscador. ¿Qué pasa con este pueblo, qué cosa tan terrible hay en esta ciudad? ¿Por qué tantos niños muertos enterrados en este lugar? ¿Cuál es la horrible maldición que pesa sobre esta gente que lo ha obligado a construir un cementerio de chicos?
El anciano sonrió y dijo:
Puede usted serenarse. No hay tal maldición. Lo que pasa es que aquí tenemos una vieja costumbre. Le contaré. Cuando un joven cumple quince años sus padres le regalan una libreta, como ésta que tengo aquí, colgando del cuello. Y es tradición entre nosotros que a partir de allí, cada vez que uno disfruta intensamente de algo, abre la libreta y anota en ella:
a la izquierda, qué fue lo disfrutado…
a la derecha, cuánto tiempo duró el gozo.
Conoció a su novia, y se enamoró de ella. ¿Cuánto tiempo duró esa pasión enorme y el placer de conocerla?, ¿una semana?, ¿dos?, ¿tres semanas y media?… Y después… la emoción del primer beso, el placer maravilloso del primer beso, ¿cuánto duró?, ¿el minuto y medio del beso?, ¿dos días?, ¿una semana?…
¿Y el embarazo o el nacimiento del primer hijo...?
¿y el casamiento de los amigos…?
¿y el viaje más deseado…?
¿y el encuentro con el hermano que vuelve de un país lejano…?
¿Cuánto tiempo duró el disfrutar de estas situaciones?…
¿horas?, ¿días?…
Así, vamos anotando en la libreta cada momento que disfrutamos... cada momento.
Cuando alguien se muere, es nuestra costumbre, abrir su libreta
y sumar el tiempo de lo disfrutado, para escribirlo sobre su tumba,
porque ése es, para nosotros, el único y verdadero tiempo vivido.

martes, 19 de enero de 2010

LECCIONES DE SABIDURIA

1170124roe777icaa

Un hombre estaba harto de tener que ir a trabajar todos los días y que su
>esposa se pudiera quedar en casa. Quería que ella viera por lo que
>él pasaba todos los días, así que rezó:
> "Señor: Yo voy a trabajar cada día, durante 8 horas mientras mi esposa
>se queda en la casa tranquilamente. Quiero que ella sepa por lo que
>tengo que pasar todos los días, entonces permíteme cambiar de cuerpo con
>ella por un día. Amén".
>
> Dios, en su infinita sabiduría le concedió el deseo al hombre.
> A la mañana siguiente, se despertó como mujer.
> Se levantó, hizo el desayuno para su cónyuge, despertó a los niños,
>sacó su ropa para ir al colegio, les dió desayuno, empacó los almuerzos,
>los llevó al colegio, volvió a casa, recogió
>la ropa para la lavandería y la llevó. En el camino paró en el banco a
>hacer un retiro y fue al supermercado a comprar víveres.
> Entonces regresó a casa, guardó los víveres, hizo los cheques para
>pagar las cuentas y cuadró la cuenta del banco.
> Limpió la caja del gato y bañó al perro.
> Para entonces ya era la 1 P.M. y corrió a hacer las camas
>, puso la ropa sucia en la lavadora, sacudió, aspiró, lavó el
>baño, barrió y trapeó el piso de la cocina. .
> Salió coriendo a recoger a sus hijos en el colegio, y tuvo una discusión
>con ellos de vuelta a casa.
> Sacó leche y galletas para los niños y los organizó para que hicieran
>las tareas.
> Puso la tabla de planchar y se puso a
>planchar mientras veía televisión.
> A las 4:30 empezó a pelar papas, lavar las verduras para la
>ensalada, adobó la carne, y puso el arroz a cocinar. Cuando su
>cónyuge llegó preguntando por la comida, ésta ya estaba lista y servida.
>Después de comida, limpió la cocina, lavó los platos sucios, sacó la
>ropa de la lavadora y la puso a secar. Bañó a los niños y los acostó.
> A las 9 P.M. estaba exhausto aunque no había terminado
>todavía sus quehaceres, se fue a la cama donde estaban esperándolo
>para hacer el amor, lo cual logró hacer sin quejarse.
>
> A la mañana siguiente se despertó e inmediatamente se arrodilló al lado
>de la cama y dijo, "Señor, yo no sé yo qué estaba pensando. Estaba
>equivocado al envidiar a mi esposa por poder quedarse en casa todo el día.
>Por favor Señor, por favor, vuélvenos a cambiar".
>
> El Señor, en su infinita sabiduría, contestó, "Hijo mío, creo que
>has aprendido la lección y será un placer para mí volver las cosas a
>como estaban antes. Sin embargo, vas a tener que esperar nueve meses.
>Anoche quedaste embarazado".

DULCE Y AMARGO

lengua

Un maestro dijo a sus discípulos:"Quiero que cada uno de ustedes me traiga mañana la cosa mas dulce del mundo". Al día siguiente algunos trajeron miel, otros flores aromáticas.
Uno de ellos, sostenía en las manos una caja.
"Que llevas en esa caja?" -Pregunto el maestro-. El discípulo abrió la caja y mostro una lengua de buey.
"Es esto un chiste?" -Pregunto el maestro-. "Yo os he pedido la cosa mas dulce, y tu me traes una lengua?"
El discípulo contesto: "Así es, ya que las palabras que salen de la lengua pueden hacer el bien a una persona enferma. Pueden hacer que alguien que esta triste vuelva a llenarse de alegría. Ciertamente, la lengua es la mas dulce de todas las cosas".
El maestro quedo satisfecho con la respuesta. Al día siguiente les propuso otro reto: "Debéis traerme esta vez la cosa mas amarga del mundo".
Los discípulos volvieron con todo tipo de hierbas y comidas de sabor horrible. Pero de nuevo uno de ellos sostenía una caja.
"Que llevas hoy en la caja?". El maestro abrió la caja y encontró la misma lengua de buey.
"Esto solo puede ser una broma" -Dijo el maestro-. "Ayer la lengua era la cosa mas dulce. Como puede ser hoy la mas amarga?".
"También puede ser la mas amarga" -Contesto el discípulo-. "Las palabras pueden sanar, pero también herir los corazones". Si la lengua dice palabras amargas a alguien, esta persona se entristece, y mas tarde también lo hará la persona que dijo aquellas cosas horribles.
"Aprended esta leccion" -Dijo el maestro-. "Procurad que de vuestra boca salgan siempre dulces palabras. Y en el caso de que no podáis hacerlo, permaneced callados"

sábado, 16 de enero de 2010

LA SABIA VOZ DEL VACIO

dalai-lama-purbo

El lama impartía enseñanzas a los monjes y novicios del monasterio.
Siguiendo la doctrina del Buda ponía especial énfasis en captar la transitoriedad de todos los fenómenos así como de aquietarse-retirarse de los pensamientos y en meditación profunda percibir en el glorioso vacío interior la voz de la mente iluminada. Mostraba métodos muy antiguos a sus discípulos para que pudieran apartarse del pensamiento y vaciar la mente de inútiles contenidos.
-Vaciaos, vaciaos - exhortaba incansablemente a los discípulos. Así un día y otro día con la misma insistencia que las aguas fluyen en el seno del río o el ocaso sigue al amanecer.
-Vaciaos, vaciaos.
Tanto insistiera en ello que algunos discípulos acudieron a visitar al maestro y le dijeron respetuosamente: -Venerable maestro en absoluto ponemos en duda la validez de tus enseñanzas pero...
- ¿Pero?- preguntó el lama con una sonrisa en los labios.
-¿Por qué pones tanto énfasis en que nos vaciemos? ¿Acaso respetado maestro no acentúas demasiado ese aspecto de la enseñanza?
- Me gusta que me cuestionéis - dijo el lama-. No quiero que aceptéis nada que no sea sometido al escrutinio de vuestra inteligencia primordial.
-Ahora debo llevar a cabo sin demora mi práctica meditacional pero solicito que todos vosotros os reunáis al anochecer conmigo en el santuario.
-Eso sí queridos míos, quiero que cada uno de vosotros traiga consigo un vaso lleno de agua.
Los discípulos disimularon como pudieron su asombro e incluso alguno de ellos se vio obligado a sofocar la risa.
¿Será posible? O sea que su maestro les pedía algo tan ridículo como que todos ellos fueran al santuario portando un vaso lleno de agua. ¿Se trataría de algún rito especial?
¿Sería una ofrenda que iban a hacer a alguna de las deidades? Fue transcurriendo el día con lenta seguridad.
Los discípulos no dejaban de conjeturar sobre la extraña solicitud del maestro.
Unos aventuraban si no se trataría de una ceremonia especial en honor de la misericordiosa Tara, otros pensaban que tal vez era que el lama les iba a hacer leer durante toda la noche las escrituras y que el agua era para evitar la excesiva sequedad de boca, otros confesaban no tener la menor idea del por qué de la insólita petición del lama.
El sol anaranjado-oro se comenzaba a ocultar tras los inmensos picos que se divisaban a lo lejos. Los discípulos tomaron cada uno de ellos un vaso y lo llenaron de agua. Luego ansiosos por desvelar el misterio fueron hasta el santuario y se presentaron ante el maestro.
-Bueno chicos - dijo el maestro riendo con su excelente humor-. Ahora vais a hacer algo muy simple. Golpead los vasos con cualquier objeto.
-Quiero escuchar el sonido, la música capaz de brotar de vuestros vasos.
Los discípulos golpearon los vasos. De los mismos no brotó más que un feo sonido sordo desde luego nada musical.
Entonces el maestro ordenó: - Ahora queridos míos vaciad los vasos y repetid la operación.
Así lo hicieron los monjes. Vaciados los vasos golpearon en ellos y surgió un sonido vivo, intenso, musical.
Los discípulos miraron al lama interrogantes. El lama esbozó una sonrisita amorosamente pícara y se limitó a decir: - Vaso lleno no suena, mente atiborrada no luce. Os deseo felices sueños.
Los discípulos un poco avergonzados comprendieron al momento.
Nunca habrían de olvidar aquello de "vaso lleno no suena".
"Cuando eliminamos los densos nubarrones de ignorancia de la mente en el vacío original de la misma surge el revelador sonido de la iluminación."

jueves, 14 de enero de 2010

LA MUÑECA DE SAL

http://api.ning.com/files/rnv01tKLOm9sj6VjXKhl7RAcN5G6f7z1PjnuBMhmll5prZIJrLHjSsn5crtmUmZ1EjFXka*rxdPuinKDz1km523LQF6Rkq8g/muecadesal.jpg

Quería ver el mar a toda costa. Era una muñeca de sal, pero no sabía lo que era el mar.

Un día decidió partir. Era el único modo de poder satisfacer su deseo.

Después de un interminable peregrinar a través de territorios áridos y desolados, llegó a la orilla del mar y descubrió una cosa inmensa, fascinadora y misteriosa al mismo tiempo. Era el alba, el sol comenzaba a iluminar el agua encendiendo tímidos reflejos, y la muñeca no llegaba a entender.

Permaneció allí firme, largo tiempo, como clavada fuertemente sobre tierra, con la boca abierta. Ante ella, aquella extensión seductora. Se decidió al fin. Preguntó al mar:

- Dime: ¿quién eres?

- Soy el mar.

- ¿Y qué es el mar?

- Soy yo.

- No llego a entender, pero lo desearía tanto... Explícame lo que puedo hacer.

- Es muy sencillo: tócame.

Entonces la muñeca cobró ánimos. Dio un paso y avanzó hacia el agua. Después de dudarlo mucho, tocó levemente con el pie aquella masa imponente. Obtuvo una extraña sensación. Y, no obstante, tenía la impresión de que comenzaba a comprender algo.

Cuando retiró la pierna, descubrió que los dedos del pie habían desaparecido. Quedó espantada y protestó:

- ¡Malvado! ¿Qué me has hecho? ¿Dónde han ido a parar mis dedos?

El mar replicó imperturbable:

- ¿Por qué te quejas? Simplemente has ofrecido algo para poder entender. ¿No era eso lo que pedías?

La otra insistía:

- Sí... Es cierto, no pensaba... Pero...

Reflexionó un poco. Luego avanzó decididamente dentro del agua. Esta, progresivamente, la iba envolviendo, le arrancaba algo, dolorosamente. A cada paso la muñeca perdía algún fragmento. Cuanto más avanzaba se sentía disminuida de alguna porción de sí misma, y le dominaba más la sensación de comprender mejor. Pero no conseguía aún saber del todo lo que era el mar.

Otra vez repitió la acostumbrada pregunta:

-¿Qué es el mar?

Una última ola se tragó lo que quedaba de ella. Y precisamente en el mismo instante en que desaparecía, perdida entre las olas que la arrastraban llevándosela no se sabe dónde, la muñeca exclamó:

– ¡Soy yo!

Moraleja.«El ‘yo’ que puede ser equiparado a la muñeca de sal, se derrite en el Océano de Existencia-Consciencia-Felicidad Absoluta y se vuelve uno con Ello.

1062168e9rdzeygt2

domingo, 10 de enero de 2010

Un corazon valiente.

corazon89

En un tiempo perdido, en algún lugar perdido, dentro de un cuerpo perdido, existió un corazón llamado "valiente".

Valiente creció fuerte y su latido era constante, sonoro y feliz,

y lo mejor era que disfrutaba enormemente el sentirse dentro de ese extraño cuerpo que tan bien lo protegía.

Valiente era, lo que puede decirse un corazón confiado;

Confiaba de la vida en general,

Confiaba del recipiente que lo contenía,(Que después se entero era llamado "hombre "),

y confiaba de los otros corazones que encontraba a su paso; por que valiente se entregaba sin medidas, sin reglamentos,

sin siquiera saber el nombre de eso que lo hacia sonreír y  latir mas fuerte.

Pasó el tiempo y valiente creció, se hizo un señor corazón,

le mudo la piel, le cambio la voz,

abandono los pañales,

le salieron los dientes y tuvo que ir a la universidad de la vida.

Y fue allí, donde valiente,  por primer vez comenzó a observar que existían corazones distintos a el;

Y fue allí donde pudo notar que uno en especial siempre lo ponía nervioso y lo hacia actuar como un tonto.

Y valiente sintió la ilusión, la esperanza, soñó despierto, soñó dormido,

y quiso ser mas listo, mas responsable, mas detallista, ser mejor.

!!!Valiente estaba enamorado!!!

Pero para desgracia de "Valiente",

su mayor virtud quedaba reducida a nada cuando se trataba de su amada;

temía el rechazo y la burla, por que al haber crecido dentro de un tonto grupo llamado "sociedad",

le llenaron el alma de prejuicios y miedos.

Le habían hecho creer que el no era de su clase,

que no la merecía por que ella era de familia y el,

el era solo un "tonto corazón Valiente".

Y valiente dejo de creer en el, y sintió la tristeza,

y su alma se fue humedeciendo poco a poco,

dejo de importarle la dulzura,

y su ritmo se volvió somnoliento, sin animo,; Valiente poco a poco se fue perdiendo.

Descubrió que le dolía amar,

que le dolía odiar,

que le dolía cada uno de los sentimientos antes vividos.

Y valiente perdió el animo de todo, hasta que un día decidió dejar de latir.......

!!!Valiente había muerto!!

Si solo hubiera hecho oídos sordos una sola vez, se hubiera dado cuenta que su amada siempre lo estuvo esperando....

Selecciona la Música,la duración:moviendo la aguja del temporizador,pulsa Begin y a meditar